En Noticias

¿Qué es una traducción jurada? ¿Cuál es su finalidad? ¿Cuáles documentos se integran en este procedimiento? Aquí vamos a despejar algunos detalles de las traducciones juradas y además descubrirás las propiedades que debería tener un traductor jurado.

Entonces tenemos que una traducción jurada es un proceso que proporciona autenticidad legal a los documentos que tienen que entregarse o presentarse frente a un organismo oficial situado en un territorio distinto a donde ha sido expedido el pliego. 

Por consiguiente, su transcripción va a ser emitida en la lengua del país de llegada.  A tales efectos, es preciso una traducción del lenguaje de procedencia a la lengua oficial del territorio solicitante. 

Sin embargo, la nueva versión por sí sola no se considera un archivo jurado, pues es necesario de otros requisitos para darle tal carácter.

 En síntesis, una traducción jurada se basa en un escrito certificado con la firma y sello del traductor jurado, que posibilita revisar que el contenido original fue traducido de forma precisa y, de modo que, es avalado legalmente para ser presentado en cualquier organismo oficial.

 

En qué casos no se traduce

Únicamente dejará de traducir en los próximos casos, los textos que se encuentren en un lenguaje diferente al que está habilitado el traductor jurado, no se traducen; se transcribe y sitúa una nota explicativa. 

Se transcriben, los nombres propios, direcciones postales y calificaciones académicas. Es así como todo el escrito debería estar reflejado en la Traducción Jurada, sea traducido o transcrito. 

No es viable adaptar las notas en una Traducción Jurada, los traductores Jurados no están autorizados a modificar las notas. Esto se debe a que no trabaja para el ente delegado de convalidaciones y equivalencias académicas. 

El traductor no traduce ni convalida las calificaciones académicas; solo las transcribe fielmente. Las Traducciones Juradas de calificaciones académicas integran notas al pie de página del traductor en los cuales aclara cómo es el sistema de procedencia, cuántos años de análisis se integran, el número de créditos y otra información fundamental, sin traducirlos. 

 

En cuanto al vencimiento de las traducciones juradas

Las Traducciones Juradas no poseen fecha de vencimiento, tienen la posibilidad de ser usadas constantemente. En caso de que la organización que la necesite se quede con el archivo original, el Traductor va a poder expedir copias del archivo con certificación sellada y firmada. 

El mundo de las Traducciones Juradas es mucho más difícil de lo cual puedes dar por sentado, sin embargo está al alcance de todos constantemente que necesitemos la traducción a otro lenguaje de nuestros propios documentos. 

Traducir un archivo oficial o académico no es solamente pasar los vocablos de un lenguaje a otro. Cada lenguaje tiene sus particularidades y tecnicismos por lo cual estudiarlo o hablarlo no es suficiente. 

Una Traducción Jurada necesita de una especialización y pleno entendimiento del lenguaje destino. Los Traductores Jurados son expertos acreditados por la Oficina de Interpretación de Lenguas del Ministerio de Asuntos Exteriores, que no solo conocen el lenguaje de destino del archivo a traducir, sino que se mantienen en constante actualización.

Entradas Recientes
Call Now Button