En Noticias

La traducción jurada es una de las profesiones que muy pocos conocen, pero que indudablemente necesitan. Para casi cualquier documento cuya lengua de destino sea distinta a tu lengua de origen, resultará necesario los servicios de un traductor jurado que permita construir un puente de comunicación  entre un idioma y otro para que sea posible llevar a cabo tus objetivos.

Sin embargo, ¿cuál es la diferencia de la traducción jurada con respecto al tipo de traducción que usualmente utilizamos de manera informal cuando algún párrafo en un idioma del que poco sabes se cruza en el camino?, ¿tendrá alguna formalidad adicional?, ¿Si necesito traducir un documento civil a cuál de los dos recurro? Mantente informado y entérate de la finalidad de la traducción jurada.

 

¿En qué consiste?

La traducción jurada consiste en un documento con aval, firma y sello del traductor jurado correspondiente. El traductor jurado es el profesional acreditado por el órgano designado en cada país encargado de otorgar validez legal a la transcripción de un documento que se encuentra en un idioma de origen hacia otro sin alterar el contenido del mismo. 

 

Propósito

La finalidad de las traducciones juradas es proporcionar documentos con la suficiente validez que puedan reconocerse como oficiales tanto en el país emisor (de origen) como en el país receptor. 

De esta forma, las traducciones juradas facilitan el intercambio laboral, académico y comercial extranjero, ya que es muy probable que tus títulos, certificados, contratos, documentos civiles y demás, que necesitan ser traducidos a una variedad de idiomas requiera una garantía que solo mediante el sello y firma del traductor jurado puede darle al documento, transcribiendo e interpretando correctamente la información allí plasmada.

 

¿Por qué son necesarias?

Debido a la coyuntura internacional, donde el mundo está más interconectado que nunca, es muy común en los organismos públicos de los distintos países pedir, para cualquier tipo de trámite que se esté realizando con alguna persona no natural del lugar y cuyo idioma es distinto al local, una traducción jurada.

 Esta es la mejor forma de dar constancia que lo expresado en el documento original y el traducido no se vea malinterpretado, manteniendo la esencia del texto y su significado. Igualmente, las traducciones juradas cuentan con el respaldo del autor, quien se hace responsable de la traducción allí conferida.

 

Complejidad

Lograr una traducción lo más pulcra y detallada posible digna de una validez institucional requiere de amplios conocimientos tanto en el área jurídica como económica y cualquier otro campo cuya documentación requiera de su debida traducción.

Asimismo, la traducción jurada hace necesario mucho más que el conocimiento básico del idioma, ya que se requiere un dominio terminológico y fraseológico que permita dar sentido y contexto a lo que se está traduciendo.

 

No cabe duda que el objetivo primordial de la traducción jurada es facilitar la interacción entre países cuya lengua materna difiere significativamente. De esta forma, la traducción jurada sirve como herramienta que permite atravesar la barrera idiomática y abre una ventana de posibilidades.

Asimismo, la finalidad de la traducción jurada no es más que facilitar, transcribir e interpretar correctamente un pase hacia nuevos lugares y oportunidades sin dejar de lado la documentación legal necesaria que hace posible los sueños evitando posteriores inconvenientes.

Entradas Recientes
Call Now Button