En Noticias

Cuando vamos a residir en una nación que posea otro idioma y necesitemos presentar documentos que nos acrediten por ejemplo como estudiante o en una vacante para una empresa, es necesario recurrir a una Traducción jurada o traducción oficial.

La Traducción Jurada es la transferencia de un documento de un idioma o lengua a otro a través de un intérprete jurado, el profesional es seleccionado mediante un proceso oficial por el cual se le certifica en él o los idiomas por los cuales concurse.

Al intérprete oficial no le está permitido traducir ningún otro idioma por el cual haya sido elegido, su responsabilidad es la de dar fe de que lo que se está traduciendo es fiel y exacto al documento original. Para saber si el traductor está certificado para ejercer debemos recurrir a las páginas oficiales dependiendo del país.

Según sea el caso deberá legalizarse y/o apostillarse la traducción jurada ya que algunas instituciones así lo solicitan, dependiendo del país. Esto se puede realizar por vía diplomática consular, o a través del tratado de La Haya si ambos países pertenecen a dicho tratado.

 

La Globalización

Son variados los documentos a los cuales se les puede realizar una Traducción jurada, tenemos el caso de las sentencias judiciales realizadas en el exterior para que tengan validez en el país al cual se está presentando el dictamen debe pasar por una serie de escalones y entre ellos la traducción oficial si se da el caso de ser distintos idiomas.

Una de las materias que ameritan una Traducción oficial son los contratos mercantiles debido al comercio globalizado que existe en la sociedad actual como por ejemplo los envíos y encomiendas internacionales, franquicias, los acuerdos de cooperación  y muchos otros.

Los certificados o actas de nacimiento, matrimonio o defunción también son susceptibles a ser trasladados a otro idioma de manera oficial, son los que mayormente se traducen pues para legalizar un estatus en una nación se debe presentar los documentos probatorios de nuestra situación.

Se presenta el tema de los títulos académicos y las notas certificadas para aquellas personas que pretenden seguir sus estudios en el extranjero o por motivos laborales en el cual se debe demostrar el grado académico obtenido para el cargo al que se postula.

 

Dar validez

Son muchos y variados los documentos que pueden pasar por un proceso de traducción jurada. Este proceso no certifica si el documento es válido o no, solo refrenda que la traslación de idiomas es la correcta. El traductor oficial notificará y acotará dentro de la misma traducción cualquier detalle del documento.

Es por ello la importancia de que la traducción jurada sea realizada por una persona capacitada para tal fin, el traductor oficial no es una persona cualquiera, este posee además de la capacidad de traducción, un nivel académico alto, mayormente con especializaciones y maestrías.

En los consulados también existen los Traductores oficiales, lo mejor es que una vez realizado vía diplomática no se necesitará realizar una cita para su legalización.

Entradas Recientes
Call Now Button