En Noticias

Un Traductor Jurado, es aquel que tiene la autorización por el Ministerio de Asuntos Exteriores, para dar la certificación de cualquier documento legal en otro idioma. Y mediante su firma y sello autentifica su contenido del mismo.

De igual manera tiene un conocimiento muy extenso en el ámbito  jurídico y económico en nivel fraseológico y terminológico, debido a esto  el traductor jurado puede realizar traducciones de cualquier tipos de documentos legales tales como certificación de matrimonio, certificado de nacimiento, contratos entre otros.

 

Lo que debe hacer un Traductor Jurado

A continuación, le voy a indicar lo que debe de hacer un Traductor Jurado:

  • Un Traductor Jurado debe de tener un conocimiento sobre la certificación oficial de las traducciones juradas y las normas que estas mismas conllevan.
  • El Traductor Jurado tiene la obligación de dar protección a la confidencialidad de los documentos.
  • La traducción de un Traductor Jurado debe de ser correcta.
  • Su deber también es cumplir con la ley en cuanto a lo que se refiere a seguridad social y obligaciones fiscales.

 

Lo que no debe hacer un Traductor Jurado 

Ya mencionamos lo que debe de hacer el traductor jurado ahora mencionaremos lo que no debería de hacer:

  • No debe de agregarle o quitarle algo al documento a traducir.
  • Tampoco puede realizar cambios en un documento que vaya a realizar la traducción correspondiente.
  • No puede realizar un resumen sobre el documento, aunque dicho documento sea muy extenso.
  • No debe de dar su sello a absolutamente nadie.

Ahora bien ya hablamos un poco sobre lo que debe y no debe de hacer un traductor, ahora hablaremos sobre los documentos que puede realizar el ya antes mencionado.

 

Documentos que puede realizar un Traductor Jurado

Como ya se mencionó antes dando la explicación sobre lo ¿Qué es un Traductor Jurado?, se habló un poco sobre algunos de los documentos que puede realizar, ahora bien, mencionemos todos los documentos que hace un traductor.

Sin embargo, es bueno acotar que además de los documentos mencionados anteriormente, el Traductor Jurado también puede traducir: certificados de matrimonio, adopción, nacimiento, divorcio, impuestos, médico, bancario y defunción. De igual forma, títulos universitarios y de bachillerato, diplomas, poderes notariales, cuentas bancarias, antecedentes penales, contratos de compra-venta, escritura públicas y pasaportes.

Estas son la mayoría de tipos de documentos que realiza un traductor, como podéis observar, un traductor puede realizar una traducción de cualquier tipo. Con la firma y el sello, el traductor Jurado puede dar Fe, y se hace responsable de que la traducción de dicho documento se mantenga igual a lo que el documento original.

 

Cosas que un Traductor Jurado no puede realizar

  • Cabe recalcar que un traductor Jurado no puede ni legaliza un documento, ya que esta dicha legalización está en manos de los funcionarios y notarios públicos que tiene la autorización para ello.
  • No puede realizar convalidaciones o conversiones de otro documento. Esto se debe a que la traducción del título siempre por una cosa o por otra, influye en su convalidación, y por supuesto no es así.
  • No puede dar asesoramiento Jurídico.
Entradas Recientes
Call Now Button