En Noticias

El tiempo de caducidad varía según el documento en base al cual se realizó la traducción. Es decir, la traducción por sí sola no expira, sino el documento emitido que se mantendrá vigente dependiendo de la autoridad que lo haya otorgado. Aunque en algunos casos, esa fecha de vigencia no se encuentra escrita de forma muy clara. 

Los documentos traducidos tienen un lapso para caducar dependiendo de los siguientes criterios: los certificados emitidos por el Registro Civil como, matrimonio, defunción o nacimiento, son válidos solo durante tres meses.  

De igual forma, los documentos emanados por el Ministerio de Justicia antecedentes penales y/o delitos sexuales, su tiempo es de tres meses, aunque dejan claro que existen excepciones en este punto. Con respecto a los certificados académicos que provienen del Ministerio de Educación, como: expedientes, títulos universitarios, entre otros, no tienen fecha de caducidad. 

Lo recomendable siempre, es consultar en el órgano emisor, si el documento o certificado a emitir tiene fecha de vencimiento, antes de solicitar la traducción del mismo. Sin embargo, es necesario aclarar que la traducción jurada no pierde su validez aún y cuando el documento original haya caducado. 

Recuerda siempre que la traducción jurada de cualquier documento debe hacerla una persona debidamente certificada ante el Ministerio de Asuntos Exteriores, pues se requiere contar con los aspectos formales como: certificación, firma y sello para que puedan ser aceptados antes los órganos oficiales. Importante, aquellos documentos que estén redactados en el idioma oficial del país en el que se quiere hacer valer, no requieren de una traducción. 

 

¿Las Apostillas expiran?

Todo dependerá del documento que lo acompañe. Las apostillas académicas, no caducan. Mientras que los certificados de Registro Civil, matrimonio, nacimiento o defunción, tal y como lo mencionamos, si expiran. Solo tienen una duración de validez de tres meses. 

Un documento apostillado es válido únicamente para un país en concreto, si requieres hacer trámites en otro país no podrás usar el mismo documento, aunque este no haya caducado. Es por ello, que es sumamente importante verificar la validez de cada documento antes de proceder a realizar cualquier tipo de gestiones. 

 

Traducción jurada

Por tratarse de un trámite con rango legal, es necesario que el profesional que vaya a realizar la traducción esté previamente reconocido por el Ministerio, de igual forma, debe revisar de manera detallada que el documento no se encuentre vencido o próximo a vencerse, pues de esta manera estaremos evitando realizar un gasto innecesario. 

Una vez hayas ubicado al profesional que hará la traducción, asegúrate de enviar toda la documentación requerida, no importa si al momento de enviarlo lo haces de forma digital, lo importante es que sea legible, de esta manera estarás garantizado que no hay errores al momento de traducir. 

Recuerda que esos documentos, deben haber sido legalizados en primera instancia, para luego proceder a la traducción. Y al momento de presentar antes alguna instancia oficial, la traducción del intérprete debe estar en físico, debidamente avalada con los aspectos que ya previamente se han indicado. 

Entradas Recientes
Call Now Button